¿Nunca has tenido la sensación de estar haciendo algo sistemáticamente, sin creer en ello? Como, por ejemplo, trabajar en una empresa que desempeña tareas en las que tu no crees.

Pero, ¿a qué nos referimos con no creer?

Todo el mundo tiene, gracias a sus experiencias, educación y procedencia, un cuadro moral. En ese cuadro moral hay límites que, afortunadamente, nos autorregulan. También hay asociaciones que se encargan de autorregular un sector determinado para que todas sus practicas sean lo más beneficiosas posible para la sociedad.

Individualmente, ese cuadro moral nos permite tener una serie de convicciones que nos hacen más persona. ¿No has oído eso de “es que soy incapaz de mentir”? Es un claro ejemplo, y la respuesta está en que tus límites morales te lo impiden.

Pocas veces ocurre, pero cuando sobrepasamos nuestros propios límites, aparecen sentimientos como la frustración o la rabia, que no nos dejan dormir bien (literal y figuradamente). Es una de las peores sensaciones que podemos tener. Por eso, en este post queremos destacar una única cosa:

CREE EN LO QUE ESTÁS HACIENDO

Y si no crees en ello, es que no es lo tuyo. Si tu jefe te encomienda una tarea con la que tú no te encuentras cómodo, díselo. No tengas miedo a que se enfurezca, no hay nada de malo. Tienes más probabilidades de que valore tu opinión y tu valor.

O si tú eres el director de una empresa, dirígela con unos valores fuertes y éticos. Formamos parte de una sociedad que necesita personas valientes que se atrevan a luchar.

Nos estamos dejando llevar por la resignación. ¿Cuántas veces has escuchado eso de “esto es así, siempre ha sido así y no va a cambiar”? O peor, “todo el mundo lo ha hecho así, y tú también tienes que hacerlo”. Y un sin fin de afirmaciones que nos ponen muros que en realidad no existen.

Desde aquí te animamos a que te reveles contra esos pensamientos. A que colabores para que el mundo avance. Nosotros hace poco más de un año que trabajamos por ello, que queremos ser parte de ese cambio dentro de nuestro cuadro moral.

Los datos están bien, pero hoy en día nadie va a confiar en tu empresa porque 8 de cada 10 personas dicen que es eficiente. La Responsabilidad Social Corporativa está comenzando a ser un aspecto indiscutible y clave en la estructura de las empresas.

Por esa razón, en ASConsulting trabajamos para que nuestra estructura gire entorno a esa RSC. Porque creemos en dar un servicio de calidad a costes competitivos, aportando valor al mundo en el que vivimos. Y yendo más allá, trasladamos esa manera de trabajar a las empresas que confían en nosotros.

Porque para mejorar la sociedad, tenemos que empezar por nosotros mismos.