paneles-solares

El auge de la instalación de placas solares es más que evidente en los últimos años. Cada vez son más los particulares y empresas que apuestan por el autoconsumo para ahorrar dinero y energía, a la vez que defienden las energías limpias y renovables, ya que benefician al medioambiente.

Las instalaciones de autoconsumo se caracterizan, principalmente, porque son muy sencillas de usar. Solo hay que integrar los paneles en una superficie aprovechable, de forma que la persona pueda tener un control remoto.

Los beneficios del autoconsumo eléctrico

La instalación de paneles fotovoltaicos favorece el autoconsumo eléctrico como una forma de producción energética que beneficia a los hogares y empresas. España es un país que cuenta con muchas horas de sol, razón por la cual, tiene un enorme potencial de utilización. 

El interés por esta tecnología es creciente porque la electricidad que se produce es mucho más barata y no contamina el planeta. Por otro lado, la renovación legislativa que supone el Real Decreto 244/2019 llegó en un momento acertado para la regulación del autoconsumo solar. Sin lugar a dudas, un modelo energético que nada tiene que envidiar a otros países.

Son muchas las ventajas a la hora de decidirte por instalar placas solares, destacamos principalmente las siguientes:

  1. Amortización de la instalación. Gracias a los avances tecnológicos se ha podido reducir de forma considerablemente el coste de los paneles. A esto se suma que el encarecimiento de la energía (3,5% anual) te permite amortizar rápidamente dicha instalación.
  2. Ahorro en la factura de la luz. Una de las principales ventajas gracias a la derogación del <impuesto al sol> es que puedes consumir energía limpia con la posibilidad de ahorrar dinero desde el primer minuto. Además, el consumo de excedentes y su vertido a la red eléctrica te garantiza una compensación y rebaja aplicable según las condiciones del contrato.
  3. Fácil mantenimiento. Las instalaciones de autoconsumo necesitan un mantenimiento un par de veces al año. Si de por sí, su vida útil es de unos 25 años, esto permite alargarla un poco más y que funcionen perfectamente.
  4. Cuidado del medioambiente. La huella ecológica es un indicador clave del impacto ambiental que se genera en el entorno, por esta razón, este consumo no contaminante ayuda a preservar el planeta y nos beneficiamos todos.
  5. Ayudas y subvenciones. El Gobierno de España y las diferentes Comunidades Autónomas facilitan ayudas a aquellas personas y empresas que se decidan por realizar este tipo de instalación. De hecho, son cada vez más los ayuntamientos que deciden hacer rebajas en los impuestos locales por la mejora en eficiencia energética.

En resumen, el autoconsumo solar te beneficia, ya que esta modalidad de suministro supone no solo un cambio económico y social, sino también te permite contribuir a preservar el medioambiente gracias al ahorro energético y mejorar tu factura de la luz.